Educación técnica laboral en Colombia: Mito o Realidad

La educación técnica laboral, llamada formación para el trabajo y desarrollo humano podría ser la solución al alto porcentaje de desempleo que existe actualmente en el país.

Muchos egresados universitarios ubicados en sectores para los que no se formaron, con salarios inferiores a los que se esperan, con una recuperación de la inversión a muy largo plazo y muchos otros desempleados son una clara evidencia de que la educación en el país, requiere intervención y articulación de forma inmediata.

En Colombia aún existe la creencia de que estudiar un programa técnico laboral es de bajo status social, que lo mejor es estudiar un programa de educación superior, siendo el sueño de la gran mayoría de jóvenes y padres, quienes incluso se endeudan en grandes cantidades, para pagar la educación de sus hijos esperando un retorno de la inversión en pocos años, siendo otra la realidad.

Lo que la gran mayoría de personas desconocen es que estudiar un programa técnico laboral en una buena institución de formación para el trabajo y desarrollo humano,  tiene únicas y grandes ventajas, por ejemplo:

  • Una vez se finaliza el grado noveno, inmediatamente puede iniciar sus estudios técnicos laborales.
  • Es una formación práctica y al grano, poca teoría.
  • Se tiene la opción de hacer prácticas empresariales donde se aplica lo que se está estudiando.
  • Generalmente las prácticas como aprendices son remuneradas.
  • La inversión de los programas técnicos laborales generalmente es muy baja,  se recupera en pocos meses de trabajo, lo que para un programa de educación superior conlleva varios años de recuperación.
  • La posibilidad de empleabilidad es mucho mayor a la de un egresado universitario, por la pirámide organizacional que requiere un número mayor de técnicos que de profesionales.

La educación de calidad es fundamental para generar movilidad social y económica en Colombia, con la ayuda de instituciones colombianas en educación para el trabajo y desarrollo humano se trabaja por alcanzar el pleno desarrollo de las capacidades de las personas, permitiéndoles adquirir y potencializar habilidades que les permita romper barreras y esquemas en un mundo tan globalizado, exigente, competente y con cada vez más desempleo. La educación debe estar alineada con los objetivos de la educación técnica en el mundo y con los de desarrollo sostenible que son:

  • Fin de la pobreza
  • Educación de calidad
  • Igualdad de género
  • Trabajo decente y crecimiento económico
  • Reducción de las desigualdades
  • Formación técnica laboral

Para nadie es un secreto que el aprendizaje teórico es más fácil de olvidar que la formación que se basa en el hacer, es por eso que la formación técnica laboral cobra importancia porque los estudiantes – aprendices practican en las herramientas del mundo laboral, trabajan en tiempo real en el oficio que están aprendiendo, todo esto aunado a los convenios con empresas donde los estudiantes aplican lo que aprenden en el aula de clase o talleres en la empresa donde hacen la práctica, acercando a los jóvenes a la realidad empresarial y laboral.

Ver articulo original: https://amp.colombia.com/educacion/universidades/educacion-tecnica-laboral-en-colombia-mito-o-realidad-205070

La Fundación tiene como objeto servir de conector entre grupos poblacionales marginales y empíricos con las instituciones educativas acreditadas a través de las tecnologías de información y comunicaciones TIC's para certificar sus competencias laborales, propende por reducir la brecha que permita elevar la calidad de vida de la población más vulnerable en Colombia a través de la rápida inserción al mercado laboral, impulsar procesos que contribuyan a disminuir la informalidad laboral en Colombia, contribuir a disminuir las brechas entre el sector académico y el sector laboral en estos grupos, socializar entre las comunidades vulnerables las oportunidades que existen para certificar sus competencias laborales.